LAS FAMOSAS DIETAS HIPERPROTEICAS

El método Dukan para adelgazar ha vuelto a poner de manifiesto el fenómeno de las famosas "dietas milagro". Está teniendo tanto éxito como en su día lo tuvo la dieta del Dr. Atkins, posteriormente la de Montignac e incluso ultimamente la de Pronokal. Hay millones de personas que quieren adelgazar y todas estas dietas han tenido éxito porque la gente ve resultados con ellas. Son dietas fundamentalmente hiperproteicas y más fáciles de seguir que la consabida dieta equilibrada. La ingesta de proteinas produce más saciedad que otros alimentos. Además, cuando la dieta tiene pocos hidratos de carbono, nuestro organismo produce más cuerpos cetónicos lo que contribuye también a reducir el apetito. Lo que está claro y comprobado hace años es que se adelgaza por lo mismo de siempre: con estas dietas ingerimos menos calorías. No hay ningún milagro. El problema fundamental de estas dietas es que no enseñan a comer ni a mantener el peso. No se puede abusar de estas dietas porque a la larga no son cardiosaludables. Por lo tanto volvemos a lo de siempre. Una persona con sobrepeso puede adelgazar como quiera pero para mantenerlo deberá aprender a gestionar de forma sana su alimentación.